Lineas ParaRelas Es una falta de ortografía con patas.

domingo, 19 de septiembre de 2010

Ser guapo implica sobrevivir

El cine americano de acción está plagado de estereotipos. 

El guapo humilde y trabajador, siempre bueno por naturaleza, es el líder sin quererlo, no tiene vicios ni defectos, y sobrevive casi sin esfuerzo; sólo su astucia y su buen corazón le echan una mano. Luego están las féminas. Sí, féminas. Mujeres retratadas cuadricularmente, o bien como inseguras amas de casa bocazas o como militares férreas independientes. Luego está el típico negro chistoso que muere el primero -perdón, eso es en las películas de terror-, y el intelectual afamado engreído que muere porque le cae mal al público. Faltan dos clichés: el ruso malo malísimo que apenas habla, sólo pone bombas a casas con niños para señalizar claramente que es un hijo de mala madre, y el militar norteamericano -normalmente bigotudo- que es patriota hasta más no poder y cuya paranoia es el continuo acecho de los soviéticos en cualquier momento.

En La jungla de cistal -Die Hard en inglés- estos tópicos se pueden ver claramente. O es cualquier otra película de acción en la que finalmente se clava al mal la bandera rojiblanca con estrellas de los EE.UU en el pecho del espía eslavo y se libera a la gente de la opresión con un grito de alegría -más de locura que de júbilo-.

1 comentario:

Pinky dijo...

Bravo, bravísimo mi querido amigo. Aunque cuando he leído lo de la bandera rojiblanca creía que te referías a la del atleti xD.

Tweets por @guillermardos